Los dos Canopy San Martin de los Andes

No hay comentarios Actividades, Tips

De las varias técnicas que inventó el hombre para volar por sí mismo (paracaidismo, parapentismo, aladeltismo), el Canopy San Martin de los Andes ofrece la emoción más contenida. Es la evolución sofisticada de la tirolesa. Uno se desliza por un cable de acero amarrado a un arnés y la roldana hace ese sonido característico, huhuhuhuuuuuuuuuuufuffufufufufuufufufufffff.

Canopy San Martin de los Andes
En San Martín de los Andes hay dos parques de canopy; el de Gustavo Cuca Pfister en la Vega Maipú, cerca del cruce de los callejones Gingins y Torres, a unos 8 kilómetros del centro del pueblo. Está en un bosque de pinos, coihues y roble pellín. Su fuerte es la facilidad del acceso.

Canopy Miramas San Martin de los Andes

Canopy San Martin de los Andes

El otro es Canopy Miramas, propiedad de la familia Bracht, ubicado sobre el Cordón Chapelco más allá de Miralejos, a unos 15 kilómetros, armado sobre un bosque de lengas. Su fuerte son las vistas panorámicas del pueblo y de los lagos Lácar y Lolog, y el refugio de montaña que es la base de operaciones. Este circuito fue construido sobre la base de un diseño original de Joaquín Bracht y de Marcos Carranza Velez.

Ambos sistemas tienen una serie de plataformas de madera sobre los árboles, unidas por cables de acero con tramos de entre 60 y 250 metros. El canopy de Pfister tiene unas 12 estaciones. Luego de la charla inicial el grupo sube caminando entre el bosque.

En el caso del Canopy Miramas la experiencia empieza con el camino de subida hasta el lugar, ubicado en pleno Cordón Chapelco. Después de pasar el barrio COVISAL, atraviesa los emprendimientos inmobiliarios Valle Escondido (Eidico) y Miralejos para llegar a Miramás.

Canopy Miramas San Martin de los Andes

Canopy San Martin de los Andes

Desde Un Vistón puedes ir a pie hasta Valle Escondido, son unos 45 minutos, atravesar el campo de golf y ahí optar por dos alternativas. O seguir caminando hasta Canopy Miramás, o pedirle a los organizadores que te levanten con el vehículo en el Club House de Valle Escondido.

Una vez en el Canopy Miramás, cuando ya cada uno tiene su equipo y después de la charla introductoria, el grupo sube en un camión Unimog 4×4 hasta la primera plataforma. El recorrido tiene 7 tramos. Después del quinto tramo se realiza una caminata por el bosque de lengas hasta los últimos dos cables. En el refugio se puede tomar un café y comer algo.

Consejos para Canopy San Martin de los Andes

– Reservar el día anterior. Si sos huesped de Un Vistón consultá por descuentos

– Llevar calzado cómodo, pantalones y mangas largas, anteojos de sol y protector solar (en verano hay tábanos)

– Chicos menores de 6 años y embarazadas no podrán participar del Canopy propiamente dicho, pero si del resto de la experiencia